Me rompieron la colita

Ante todo me presento me dicen Maru tengo 19 añitos, mi pelo es rubio y mis ojos son verdes, mido 1.65 de contextura delgada mis tetas son pequeñas, y lo que más se destaca en mi, es mi cola, mi novio me dice patito porque tengo la cola parada como un pato. Según el es una manzanita perfecta, y eh notado que tanto mujeres como hombres se dan vuelta a vérmela cuando yo paso.
Esto que voy a relatar ocurrió hace casi 2 años faltando unos meses para cumplir mis 18. A mi novio lo amo pero de vez en cuando necesitaba salir de su lado y cojerme a alguien distinto a el. Desde que perdí mi virginidad a mis 15 años me di cuenta que lo que mas me gustaba era tener sexo. Amo el sexo tanto como a mi novio, ja ja. Desde esa edad no eh parado de disfrutar del sexo pero siempre en forma tradicional nunca me gusto practicar sexo oral ni menos se me hubiese ocurrido mantener una relación anal.
Bueno sigamos con el relato, como les contaba esto sucedió a mis casi 18 añitos, yo estaba aburrida y me fui a un negocio ubicado en la esquina de mi casa donde trabaja mi amigo Ed, el tiene 35 años, mide 1.70 es un chico bien parecido pero un poco gordito. Al principio no me atraía pero con el tiempo su personalidad me cautivo y siempre que podía me llegaba hasta el negocio para estar con el o cuando el terminaba de trabajar pasaba a saludarme por casa.
Estaba con Ed en su trabajo cuando no se como vino la conversación y apostamos por una tontería que el decía que era de una forma y yo de otra. La apuesta resulto ser una coca de parte de el pero yo haciéndome la inocente le dije que no tenia dinero y que si el ganaba le daba un beso. El accedió pensando que mi beso iba a ser como siempre en la mejilla. Comprobamos que el tenia razón y me toco pagar con el beso, en ese momento me acerque a su cara y le chante un beso que lo sorprendió terriblemente le comí literalmente la boca como a el le gusta decir. Ed se puso de todos colores y no sabia donde meterse. terminando mi beso y sin mediar palabra me fui a casa. En mi mente ya empezaba a calcular como terminaría mi día. Me lo iba a coger a mi amigo ja ja. Llegue a casa y me metí en el baño a ponerme perfecta para mi cometido. Primero me retoque mi conchita rasurándola para que no se vieran los bellitos que ya estaban apareciendo, me bañe y trate de no pensar tanto para que se bajara un poco mi calentura. Termine mi aseo y me vestí, después de probarme unas cuatro tanguitas opte por una negra diminuta que solo me tapaba mi conchita, (bueno no tanto porque mis labios amenazaban con salirse por el costado de la misma) y de atrás era solo un hilito que dejaba ver toda mi colita, me gustaba como me quedaba porque hacia ver a mi cola repituca je je. Me puse una mini de jean muy cortita que dejaba ver mis piernas que también son mi arma de seducción y una remerita negrita sin corpiño para que hiciera juego con mi tanguita. Hecho esto salí en busca de Ed quien ya estaba próximo a salir de trabajar. Cuando llegue su cara se ilumino me puso su mejor sonrisa y me recrimino de haberlo dejado sin siquiera saludarlo, inmediatamente me dijo que estaba re linda que adonde iba así producida, a lo que le conteste a tu casa a tomar algo, el me miro y por supuesto accedió rápidamente.
Termino su horario y fuimos hacia su casa la cual es bastante cerca de su trabajo, en el camino note que no paraba de mirarme como nunca lo había echo y los que pasaban a nuestro lado realizaban lo mismo debo haber estado bastante linda je je.
Llegamos puso música y fue a bañarse porque me explicó que había tenido un día pesadísimo me indico que nos sirviera algo para tomar mientras el volvía.
Cuando regreso estaba recién perfumado oliendo muy rico, con una bermuda y una remera negra que lo hacían muy apetecible. Se sentó a mi lado junto a la mesa del comedor tomo uno de los vasos que yo ya había servido que para su sorpresa era un champagne que encontré en su heladera y me dijo: que festejamos hermosa a lo que yo dije ya veremos y le brinde una dulce sonrisa.
Tomamos unas copas y mientras charlábamos Ed no dejo de mirar mis tetitas que con la remera sin corpiño dejaban notar mis pezoncitos erectos, en ese momento note que las burbujas habían subido rápidamente a mi cabeza porque sin pensarlo dos veces le comí nuevamente la boca y el ya mas suelto empezó a besarme y tocarme como pidiendo lo que yo estaba buscando SEXO.
Para que no descubriera mi intención lo detuve diciéndole basta Ed no quiero que terminemos así, pero sin oponer resistencia alguna.
El no hizo caso a mis palabras y me levanto mi remerita colocando mis tetitas en su boca primero una y luego la otra sin dejar de decirme lo bonitas que eran jugueteo un rato con mis pezoncitos mientras yo le acariciaba su pija por sobre el pantalón. Luego me puso de pie y me bajo mi pollerita, yo para que no se perdiera mi colita con la tanguita diminuta me coloque de espaldas diciéndole te gusta y Ed me miro y me dijo no me gusta me encanta que hermosa cola que tienes se notaban con tus jeans o tus calzas pero con este hilito es mucho mas linda y me dio un beso re lindo en cada nalga. Me dio vuelta, me beso nuevamente en la boca, me abraso y alzándome me sentó sobre la mesa. Inmediatamente corrió mi tanguita hacia el costado y empezó a besar mi conchita depilada. Yo intente sacarlo porque como antes les conté no me gustaba el sexo oral pero ya era tarde el estaba con su boca en mi panochita sin soltarla haciéndome sentir cosas que nunca había sentido, la mezcla de alcohol y calentura estaban haciendo efecto en mi porque estaba permitiendo algo que nunca jamás aceptaba. Ed sabia donde meter su lengua porque en menos de dos minutos me sentí explotar de excitación y calentura y le pedí a gritos: ponémela ya. No me hizo caso y siguió con su trabajo. Con todas mis fuerzas lo empuje hacia atrás y le baje la bermuda de un tirón y el boxer en el segundo impulso. Cuando ví esa pija casi me muero, ya me había cojido pijas grandes pero como esa nunca, era una pija que en otra oportunidad pude medir y contaba con 22 cm pero lo sorprendente era su grosor era gruesa como una botella de 500 de coca cola y estaba a medio parar. Sin perder tiempo la agarre con ambas manos tratando de que terminara de pararse y el me dijo que le ayudara poniéndola en mi boca, yo le esplique que no me gustaba ese tipo de cosas, aparte era muy gruesa y eso no iba entrar en mi boca. Ed no dijo nada solo pidió disculpas indicando que los nervios estaban traicionándolo que nunca imagino poder cojerse una pendeja y menos que este tan buena como yo. Me reí y lo seguí pajeando pero no lograba que se parara completamente. Estaba a punto de explotar de calentura y esa pija inmensa no se paraba. El alcohol me estaba jugando malas pasadas porque unos minutos después accedí a meter solo la cabezota de esa pija en mi boquita, una cosa fue decirlo y otra fue hacerlo la apoye en mis labios y abrí completamente mi boca preguntándole a Ed que debía hacer y el contesto es como chupar un helado de agua. Cerré mis ojos y puse ese cabezón en mi boquita con enorme dificultad, al principio deje mi boca quieta y continué pajeandolo con mis dos manos la reacción fue inmediata esa cabezota empezó a crecer en mi boca y yo ya no podía dejarla quieta empecé a chuparla y pasarle la lengua como a un helado de frutilla.
En un momento Ed me dijo mas despacio por favor me haces daño con tus dientes, yo pidiéndole disculpas la saque de mi boca y note que esa pijota ahora erecta completamente era más grande todavía. Ya me dolía la mandíbula por tener tan abierta la boquita y sentía mi conchita quemarme por la calentura que tenia ya que en todo momento que le chupe la pija a Ed este no saco sus dedos de mi interior moviéndolos espléndidamente. Le dije entonces: cogeme, cogeme ahora pero despacio por favor esa pija es muy grande, nuevamente me sentó en la mesa sacándome la tanguita que todavía llevaba puesta, luego me acostó dejándome en el borde de la mesa y el parado al costado colocando mis piernas en sus hombros y apoyo ese monstruo en la puerta de mi conchita, pero justo antes de penetrarme jugo con su cabezota subiéndola y bajándola por mi panochita para que yo delirara de deseo. Por fin me penetró y lo realizó muy lentamente como yo le indique teniendo mucho cuidado. Esa pija enorme lentamente se abrió paso en mi interior abriéndome más y más cada vez. Cuando mi conchita empezó a acostumbrarse a su tamaño Ed empezó a moverse mas rápido haciéndome sentir en cada centímetro un placer inimaginable. Se movía rápido dentro de mí para luego ir más lento. Lo que pasa que mi gordito se cansaba de tanto movimiento je je, pero nunca dejo de moverse hasta que no pude mas y le dije termino, termino, hay mi amor como me hiciste acabar.
En ese momento todos mis amantes también explotan porque contraigo muy fuerte mi conchita haciendo que no les quede otra alternativa pero esa pijota ya estaba demasiado apretada y Ed no terminó. Con mis piernas aun temblando por el orgasmo, me levanto de la mesa y me coloco de pie en el piso apoyando mis manos en la mesa y dejando toda mi colita para recrear su vista. Inmediatamente bajo a mi conchita y empezó a chuparla nuevamente y esta vez alterno entere ella y mi anito poniéndome de nuevo a mil para una nueva penetración, nunca me había pasado esto estaba tan caliente como antes de empezar y había tenido un orgasmo impresionante. Otra vez le pedí: cojeme ahora, mi amigo haciéndome caso me penetró no sin antes jugar con su cabezota por toda mi rayita cuando por fin me la metió no pude evitar suspirar de alegría, y de nuevo empezó a moverse dentro de mi ese pijon que ajustaba perfecto . Ahora Ed mas desatado y aprovechando mi calentura empezó a jugar con su dedo pulgar en mi anito inmediatamente le dije: eso si que no la cola es mía y eso si que no me gusta ya me hiciste poner eso en mi boca pero hasta ahí llegamos nada mas. Por favor Ed. Ese por favor me parece estuvo de mas porque seguido de estas palabras la saco de la conchita agarro mis dos manos y las puso en mi espalda haciendo que mi cola se empinara mas yo trate de zafarme pero me era imposible, por todos los medios trate de zafarme y el me dijo relajate por favor que vas a ver que te va a gustar y yo le imploraba: por favor no por ahí no. Entonces mi amigo me dijo: - vamos a hacer una apuesta, probemos si yo logro que entre la cabecita y no te duele seguimos sino la lo dejamos acá. - Yo le conteste eso no es una cabecita eso es un cabezón y pensé para mis adentro eso nunca va a entrar en mi culito y sin pensarlo mas acepte entonces soltó las manos de mi espalda, pero me indico que continuara en esa posición porque era magnifico como se veía mi colita desde su posición y comenzó a chuparme nuevamente la conchita y la colita. Le agarre como pude la pija y lo pajie para que no aflojara esa erección para que cuando tratara de ponerla por mi culito no entrara. 
Ahora dejo de jugar con un dedo para meter dos a lo que yo le dije basta de vuelta probemos si entra que estoy recaliente y quiero que me sigas cogiendo la conchita. El me dijo para que entre bien hay que preparar el terreno y siguió con su lengua y sus dedos en mi anito cada tanto se acordaba de mi ya prendida fuego conchita que ligaba unos cuantos besitos pero el centro de interés era mi colita, en este momento ya tenia tres dedos en mi colita y parecía que le gustaba porque suspiraba como loco no se si por la paja que le proporcionaba yo o por los dedos en mi colita. Por fin dijo y se paro, con sus dedos todavía en mi colita empezó a penetrar mi conchita la cual ya se había desacostumbrado a tamaño de esa cosa y me hizo pegar un gritito de: más despacio mi amor. El se movió un rato ahí y entonces saco los dedos de mi anito y colocando ese monstruo en mi colita empezó a empujar hacia adentro. Yo le dije viste no entra, basta yo gane, seguí cogiendome la conchita. El empujo mas fuerte y en ese momento sentí que mi cultito se desgarraba y entro ese cabezón en mis entrañas hayyy le dije me dolió sacalo, sacalo, el no me hizo caso y siguió empujando lo cual permitió que ingresara cada vez mas adentro y cada movimiento que yo realizaba por zafarme era un centímetro mas que entraba esa cosa.
En ese momento Ed dijo tranqulizate ya entro mas de la mitad relajate que lo dejamos un ratito y después lo sacamos. Otra mentira yo me relaje y eso entro cada vez más y mi culito se fue acostumbrando a tenerlo adentro. Entonces el empezó a moverse primero lentamente y después cada vez mas rápido. Debo confesar que la mezcla de dolor y placer me encanto y empecé a disfrutarlo y mas cuando mi Ed empezó a meter sus dedos en mi conchita hirviendo. Estuvimos así un buen rato y sentía que mi colita estaba rota me dolía mucho pero me gustaba y no me importaba estaba muy caliente, no aguante mucho mas y sus hábiles dedos me llevaron al segundo y mas potente orgasmo, y en ese instante sentí como me llenaba el anito de semen. Terminamos los dos juntos tirados en la mesa yo boca abajo y el encima mío con su pijon en mi colita todavía, sirviendo de tapón para que no se derrame su lechita como note un ratito después. Todavía con su pija en mi cola me pregunto si me había gustado le dije que me había gustado el sexo pero no la penetración de mi colita ya que me estaba doliendo mucho, le pedí que la sacara e inmediatamente me empezó caer la lechita en las piernas me fui al baño a pegarme una ducha y mi amigo me siguió. Cuando estábamos bañándonos puso mucho cuidado en asearme y besarme, cuando me lavaba junto con los restos de semen salían restos de sangre y le dije viste hijo de puta me rompiste el culo y el contesto nada que ver es como cuando te desvirgaron también seguro te salio sangre yo le dije que si pero que lo otro era normal al igual que la pija que me metieron no como esa cosa que no es normal y menos querer meterla en mi colita. Termine de bañarme me vestí y me acompaño a casa, lo insulte todo el camino porque me dolía horrores el caminar cuando llegamos me saludo y me dijo cuando quieras podes volver por mas. Lo volví a insultar entre a mi casa y me fui directo a la cama muy dolorida.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.